EPSFROS
SEMINARIOS A NOMBRE PROPIO

Seminario de Lecturas

Ricardo Diaz Romero
DÍA Y HORA: Jueves 04 de Abril 20:30 Hs. , Jueves 18 de Abril 20:30 Hs.
1° y 3° jueves 20:30hs

Convoca: Ricardo Díaz Romero|| Clase 1, del 02/12/1964 a cargo de Hugo Melfi|| jueves 04 de abril 20:30hs

Responsive image

SEMINARIO DE LECTURAS:

CONVOCATORIA 2019

 

 

 

Acerca de la modalidad de trabajo

 

La propuesta es trabajar el primer y tercer jueves de cada mes, entre 20:30 y 21,30 hs. dedicando cada encuentro a una sesión del Seminario de J. Lacan, Problemas cruciales del psicoanálisis, Sem XII buscando determinar la lógica interna que sostendrían los puntos y lineamientos relevantes planteados en la misma por el maestro, los cuales serán el soporte de la discusión.

Este método comporta como condición la lectura previa de la clase por parte de todos los integrantes con la ficción de que fuera la primera lectura.

Los integrantes del Seminario de Lecturas – cuya lista está abierta a quienes inscriban su nombre en la misma - podrán presentar su lectura y las cuestiones que la misma le proponga en alguna de las reuniones de trabajo.

En cada reunión se designaría a quién se haría cargo de presentar su lectura en la siguiente ocasión, generando la posibilidad del ejercicio de escucharnos, y de poner en acto la irremisible singularidad de cada lectura.

 

Ricardo Diaz Romero

 

Se comprometen a trabajar en el dispositivo:

(lista abierta)

 

Claudio Cabral

Eugenia Gaspary

Gabriela Genesio

Carmen Gómez

Diana Irigoyen

Analía La Rosa

Valeria Martoglia

Martín Muné

Sabatino Cacho Palma

Daniela Sciagula

Javier Vallet
                                                                                                                  
 
                                                                                                                                                                                                                  


INSCRIPCIÓN A LA ACTIVIDAD

 

 

  

RESEÑAS DE ENSEÑANZA

Jacques Lacan

II Problemas cruciales para el psicoanálisis

1964-1965

El problema situado en el centro cabe en estos términos: el ser del sujeto, a donde nos llevaba el aguijón de nuestras referencias anteriores. Que el sujeto esté hendido es algo que Freud nunca se cansó de decir y repetir en todas las formas posibles, después de haber descubierto que el inconsciente sólo se traduce en nudos de lenguaje y tiene, por ende, un ser de sujeto. Por la combinatoria de estos nudos se supera la censura, la cual no es metáfora, por recaer sobre el material de estos. Freud afirma de entrada que toda concepción de un retroceso de la conciencia hacia lo oscuro, lo potencial y aun el automatismo, resulta inadecuado para dar cuenta de estos efectos. Se trae esto a colación simplemente para despojar de toda "filosofía" el empleo del cogito este año, cosa legítima, a nuestro parecer, ya que él cogito no funda la conciencia sino precisamente esa hendidura del sujeto. Basta escribirlo: Soy pensando: “luego soy”,[N.T.] Soy pensando, tan anómalo como en francés: je suis pensant para comprobar que esta enunciación, procurada por una ascésis, hiende el ser; ser que sólo logra la conjunción de sus dos cabos manifestando la torsión que experimentó en su nudo. ¿Causación? ¿Inversión? ¿Negatividad? En todo caso hay que hacer la topología de esta torsión. El paso de Piaget a Vygotzky ilustra la ganancia que produce el rechazo de toda hipótesis psicológica de las relaciones del sujeto con el lenguaje, aun tratándose del niño. Porque esta hipótesis no es más que la hipoteca que realiza un ser-de-saber, gravando al ser-de-verdad que el niño ha de encarnar a partir de la batería significante que le presentamos y que constituye la ley de la experiencia. Pero nos estamos anticipando con esta estructura que hay que captar en la sincronía y con un encuentro que no sea ocasional. El embrague de 1 respecto de 0, que nos llega del punto donde Frege pretende fundar la aritmética, nos lo procura. De allí se percibe que el ser del sujeto es la sutura de una falta. Precisamente de la falta que, al escamotearse en el número, lo sostiene con su recurrencia; aunque lo sostiene allí, sólo por ser lo que falta al significante para ser el Uno del sujeto, es decir, ese término que en otro contexto llamamos rasgo unario, marca de una identificación primaria que funcionará como ideal. El sujeto se hiende por ser a la vez efecto de la marca y soporte de su falta. Aquí se impone retomar ciertos aspectos de la formalización donde se encuentra este resultado. Primero nuestro axioma que funda al significante como “lo que representa un sujeto (no para otro sujeto, sino) para otro significante”. Así se sitúa el lema, que acaba de readquirirse por otra vía: el sujeto es lo que responde a la marca con lo que le falta a ésta. Aquí se ve que la reversión de la fórmula se opera introduciendo una negatividad en uno de sus polos (el significante). El lazo se cierra, sin quedar reducido a un círculo, al suponerse que el significante tiene su origen en el borramiento de la huella. El poder de las matemáticas, el frenesí de nuestra ciencia, no se basan en otra cosa que la sutura del sujeto. De la delgadez de su cicatriz o, mejor todavía, de su hiancia, dan fe las aporías de la lógica matemática (teorema de Gödel), para gran escándalo de la conciencia. No me hago ilusiones sobre esta crítica, ya que a este nivel es incapaz de limpiar los excrementos de la herida; esos excrementos con que se esmera en recubrir dicha herida, con una mayor o menor conciencia, el orden de la explotación social, que se asienta en esta abertura del sujeto (y por ende no crea la alienación). Hay que mencionar la tarea desempeñada aquí, desde el inicio de la crisis del sujeto, por la filosofía. Sirvienta de varios amos. Queda excluido, por otra parte, que alguna crítica a la sociedad llegue a suplir a la anterior, ya que ella misma no sería más que una crítica proveniente de la sociedad, es decir, involucrada en esa especie de paños calientes de pensamientos que acabamos de mencionar. Por. ello, sólo el análisis de este objeto puede encararlo en lo que tiene de real,... que estriba en ser el objeto del análisis (propósito del año próximo). No nos contentamos, sin embargo, con una suspensión que sería admitir que nos retiramos del juego en lo que respecta a abordar el ser del sujeto, con la excusa de que encontramos allí su fundamento como falta. Esta es precisamente la dimensión que desconcierta, el que nuestra enseñanza someta a prueba este fundamento en la medida en que está en nuestro auditorio. ¿Podemos acaso negamos a ver que lo que exigimos de la estructura en lo tocante al ser del sujeto tiene necesariamente que implicar a quien lo representa por excelencia (por representarlo con el ser y no con el pensamiento, igual que el cogito), es decir, al psicoanalista? Es lo que hallarnos en el fenómeno, notorio aquel año, de la delantera que tomó parte de nuestro auditorio al ofrendamos el siguiente éxito: la confirmación de la teoría, correcta según creemos, de la comunicación en el lenguaje. Nosotros lo expresamos diciendo que no se emite el mensaje sino al nivel de quien lo recibe. Sin duda hay que dar su puesto aquí al privilegio que debemos al lugar que nos ha dado hospitalidad. Pero sin olvidar, respecto de la reserva que inspira la excesiva facilidad que podría haber en este efecto de seminario, la resistencia que esta reserva entraña, justificada por demás. Justificada por consistir en compromisos de ser y no de pensamiento, y porque los dos bordes del ser del sujeto. Se diversifican aquí según la divergencia entre verdad y saber. La dificultad en ser del psicoanalista está en lo que encuentra como ser del sujeto, es decir, en el síntoma. El que el síntoma sea ser-de-verdad es algo que acepta cualquiera en cuanto sabe lo que quiere decir psicoanálisis, aunque está mandado a hacer para enredarlo. Así se ve claramente el precio que tiene que pagar el ser-de-saber, para reconocer las formas dichosas con las que sólo se aparea signado por la desdicha. El que este ser-de-saber tenga que reducirse a ser el complemento del síntoma es algo que le horroriza, y por elidirlo, pone en juego una postergación indefinida del estatuto del psicoanálisis, como científico, por supuesto. Por eso, ni siquiera la conmoción que produjimos al clausurar el año con este recurso, logró evitar que en su lugar se repitiese el cortocircuito. Nos llegó el rumor, lleno con la evidente buena voluntad de adornarse como paradoja, de que lo que hace el síntoma es la manera cómo lo piensa el practicante. Claro que esto es muy cierto en lo que se refiere a la experiencia de los psicólogos, la cual nos dio pie para ponerle el cascabel al gato. Pero también equivale a quedarse, como psicoterapeuta, en el nivel de Pierre Janet, quien nunca llegó a entender por qué él no era Freud. La diosa botella es la botella de Klein. No por quererlo puede cualquiera hacer salir de su cuello lo que está en su doblez. Y es que así se construye el soporte del ser del sujeto.

Jacques Lacan

5 de abril de 1966

 

ÍNDICE DE LECTURA

PARA EL

SEMINARIO XII DE J. LACAN

“PROBLEMAS CRUCIALES PARA EL PSICOANÁLISIS”

 

RICARDO DÍAZ ROMERO

 

Clase

 

 

Fecha

 

Página

 

Temas destacados

 

1

2/12/1964

1

Gramática – Significación – Significante – Significado – Denotación – Connotación – Referente – La Barra – “No sentido”

2

09/12/1964

9

Relación del sujeto al lenguaje – El referente es el deseo – La escritura en pentagrama – La topología – “Pas-de-sens” – Banda de Moebiuis

3

16/12/194

19

Entre-dos: Significante/significado – Sentido/significación – la tautología del materialismo/el 8 interior – la significación/lo poético – El derecho/el revés: La Botella de Klein – Micro/macrocosmos – el “mas allá” del espejo / el reencuentro – El lenguaje entre lo real y la estructura

4

06/01/1965

30

La iluminación de la sorpresa – La localización pensada – La Botella de Klein – El nombre propio – La sorpresa

5

13/01/1965

42

La Botella de Klein como soporte de: La estructura, el lenguaje, la mirada, el Otro, las coordenadas cartesianas, las tres dimensiones del tiempo (instante de la mirada, tiempo de comprender, momento de concluir) – Comprender – Demanda – Identificación – Localización del deseo

6

20/01/1965

53

Identificación – Círculos de Euler – Comprensión y Extensión – El número – Entre las dos mitades del círculo (Identificación y Demanda), La transferencia – Borde del agujero ~ recorrido de la pulsión (que no es sin figura)

7

27/01/1965

64

SEMINARIO CERRADO – La relación del sujeto y otro – El espejismo esencial – el objeto a – Stein – Yves Duroux: La incidencia de la nominación

8

03/02/1965

67

SEMINARIO CERRADO – Buscar una topología para el psicoanálisis – La Botella de Klein en el espacio – Esquema óptico – Estadío del espejo – Las identificaciones 1) al Ideal del Yo; 2) al objeto a – El fin del análisis – Deseo: es el corte por el cual se revela una superficie como acósmica – El deseo del analista ¿será esa superficie acósmica? – La transferencia

9

24/02/1965

78

SEMINARIO CERRADO – Introducción seguida de una conferencia de J. A. Miller (“La sutura. Elementos de la lógica del significante”) – En Significante y sutura,  Siglo XXI, p. 11

10

03/03/1965

82

La Identificación – El 0 y 1 – La analogía con la constitución del sujeto – La diferencia y la alteridad – El parecido y el mismo – De la Botella de Klein a la Banda de Moebius – Castración – frustración - Privación

11

10/03/1965

92

La demanda – Del “yo pienso” al “yo deseo” – La Botella de Klein- Justificación de las matemáticas en Psicoanálisis – Analogía y Diferencia: El significante, el sujeto, el “entre dos” – No hay metalenguaje – Del sujeto de la privación (B. de Klein) al sujeto de la Demanda (Banda de Moebius) – Relación del S al A – Relación del a al A – La Interjección

12

17/03/1965

103

El Grito - ¿Qué se demanda en un análisis? – El estatuto del objeto – La sugestión – El silencio – Silencio, palabra, Demanda en la Botella de Klein

13

24/03/1965

 

SEMINARIO CERRADO -Discusión con algunos participantes

14

07/04/1965

113

Función del significante – Enunciación – Nominación – El nombre propio – El artíficie del nombre – Lengua muerta – Sola a las cinco

15

28/04/1965

 

SEMINARIO CERRADO

16

05/05/1965

122

Del psicoanalista del que ese espera saber – El sujeto del orden de la falta – Sujeto supuesto saber – Síntoma y saber – “Un saber = un cuerpo de Significantes”

17

12/05/1965

131

El estatuto del analista y el sujeto supuesto saber – El saber newtoniano – El no-ser = el otro. Par sexual= 1º alternancia significante – El saber está en el otro significante: el que falta

18

19/05/1965

139

El inconsciente es un saber en el que el sujeto permanece indeterminado – Saber – Sujeto – Sexo – Dialéctica de la verdad y el saber - ¿El hombre se puede representar el mundo sin el hombre? – El juego -  El hombre es representación, el sujeto no es representación – Juego en análisis

19

26/05/1965

 

SEMINARIO CERRADO

20

02/06/1965

 

 

21

09/06/1965

148

Entzweiung – Relación del saber y la verdad

22

16/06/1965

157

“La verdadera vía del psicoanálisis” – Las posiciones subjetivas del Ser (el sujeto – el Saber – el Sexo) – Estatuto del sujeto:  el Uno y Zwei – El objeto a y las posiciones subjetivas del ser – Oposición: a / Banda de Moebius = oposición a/ Otro – Consecuencias clínicas:

a)    Demanda del Otro -------------Neurosis

b)    Goce del Otro -------------------Perversión

c)    Angustia del Otro --------------Psicosis

Sutura de la barradura del $ por el a = fantasma

23

23/06/1965

 

SEMINARIO CERRADO – Exposición de Michèle Montrelay

 










 



































































La paginación (tercera columna) corresponde a la traducción al español de Ana María Gómez y Sergio H. Rocchietti, cuya copia está en la Biblioteca de la EPSF-Ros.

Descargas:

   - Índice de lectura para el sem XII, por Ricardo Díaz Romero.pdf   Reseñas de Enseñanzas Sem XII, por J. Lacan - RESEÑAS DE ENSEÑANZA Sem XII.pdf